miércoles, 15 de mayo de 2013

Adopción en Honduras, Nicaragua y El Salvador...venta de niños.

     La falta de oportunidades en educación, salud y trabajo, sumado al crecimiento desmedido de la pobreza, cada día orilla a más mujeres hondureñas a tener que regalar o  vender a sus hijos.
Muchas mujeres estarían pariendo a sus hijos y entregándolos a extranjeros en otros países, por irrisorias sumas de dinero.
Muchas mujeres estarían pariendo a sus hijos y entregándolos a extranjeros en otros países, por irrisorias sumas de dinero.
     Si bien es cierto, en Honduras existen muchas formas para poder dar en adopción a los niños, son varios  los requisitos que se exigen y las madres consideran que no obtienen ninguna ganancia.
     Ante esa situación, algunas mujeres hondureñas estarían llevando a sus hijos recién nacidos hacia otros países de la región centroamericana, como El Salvador y Nicaragua, para venderlos a cambio de unos pocos centavos.
     Según informaciones recibidas, las féminas serían contactadas por agencias de adopción que les ofrecerían sumas de dinero irrisorias, en comparación a lo que vale la vida de un hijo, para que se los entreguen a extranjeros.
     Aunque tal decisión parezca ser legal porque la madre es dueña de sus hijos, ellas estarían incurriendo en el delito de trata de personas, debido a que están traficando con sus niños, según expertos.
     La mayoría de las mujeres que cada vez más incurren en ese tipo de prácticas son inducidas bajo engaños por extranjeros que conocen las leyes y que les “enamoran el oído”, ofreciéndoles dinero.
     De acuerdo a investigaciones, las incautas son mujeres que tienen más de cuatro hijos, que viven en extrema pobreza y que prefieren obtener una ganancia o jovencitas que no pueden hacerse cargo de los niños que dan a luz.

AGENCIAS DE ADOPCIONES
En los hospitales públicos se han incrementado los robos de recién nacidos.
En los hospitales públicos se han incrementado los robos de recién nacidos.
     En países como El Salvador, Nicaragua y Honduras, existen agencias de adopciones de niños, muchas de ellas que funcionan de forma legal, pero otras son manejadas por hábiles estafadores.
     Las disque agencias de adopción se aprovechan de la ignorancia y la necesidad de las madres para poder conseguir a los niños, a quienes les arreglan papeles y son vendidos por elevadas sumas de dólares a matrimonios extranjeros e incluso a familias monoparentales (un progenitor y varios hijos), que adoptan de buena fe, sin imaginar lo que sucede.
     La gran parte de personas que desean adoptar infantes centroamericanos, son de Estados Unidos, Canadá y hasta de varios países europeos, quienes contactan esas agencias que se anuncian a través de Internet.
     De igual forma, una buena parte de los menores que son vendidos en otros países, son robados en hospitales públicos por mujeres que aprovechan el descuido de las madres convalecientes.

EXISTEN INFORMACIONES
En octubre del 2012, las autoridades de la Policía de Investigación recuperaron una niña que fue robada en el departamento de La Paz.
En octubre del 2012, las autoridades de la Policía de Investigación recuperaron una niña que
fue robada en el departamento de La Paz.
     El director de Casa Alianza, José Guadalupe Ruelas, declaró que han obtenido denuncias sobre el comercio de bebes, por parte de personas que trabajan en organizaciones no gubernamentales (ONG’S), que ayudan a la mujer, pero que las mismas no han trascendido.
     “Hemos recibido ese tipo de informaciones, de hecho hemos hablado con la Policía Nacional para ponerla en alerta sobre ese delito y también nos han dicho que tienen la misma información, pero a través de las investigaciones no se han obtenido resultados positivos”, expresó.
     Ruelas comentó que además han recibido información que en Honduras estarían robándose los niños para sacarles sus órganos, lo cual también ha sido denunciado a la policía y tras las investigaciones, no se han logrado resultados que determinen que se está cometiendo ese tipo de delito.
     “Existe el rumor que hay un comercio de bebés y que hay un comercio de órganos, nos han venido a decir que hay niños que desaparecen y aparecen muertos, pero la policía ha investigado y resulta que no es cierto”, apuntó.
     En ese sentido, considera que es muy posible que muchos niños estén siendo robados en los hospitales públicos de Tegucigalpa y San Pedro Sula, con el propósito de llevarlos a otros países para venderlos.
Esta jovencita llora después de recuperar a su vástago, recién nacido, que había sido sustraído del Hospital Escuela.
Esta jovencita llora después de recuperar a su vástago, recién nacido, que había sido sustraído
del Hospital Escuela.
     “No podemos dejar de pensar que sí hay una industria de adopciones ilegales, si se le puede llamar así, en el sentido que los niños son vendidos  o traficados, porque hay unos que desaparecen de los hospitales”, enfatizó.
     “Esos niños cuando son sacados de los hospitales a la fuerza, generalmente son utilizados para darlos en adopción de una manera ilegal y casi siempre lo hacen fuera del país”, sostuvo.
     “También hemos escuchado informaciones que niñas o adolescentes embarazadas, son invitadas a vender a sus hijos a cambio de dinero o de protección, pero eso es un crimen”, apuntó Ruelas.
Ha crecido accionar de los “robachicos”
La jefa del Departamento de Delitos Especiales de la Dirección Nacional de Investigación Criminal (DNIC), Fátima Ulloa, comentó que es frecuente el robo de niños recién nacidos y que incluso ha aumentado.
“En los últimos meses se ha tomado nota de varios casos de sustracción de niños recién nacidos, en los que las madres alegan que los pequeños les fueron robados de los hospitales públicos”, expresó.
No obstante, aseguró que en los últimos dos casos investigados, se logró establecer que las madres habían buscado la manera de deshacerse de sus hijos, debido a la pobreza extrema en la que actualmente viven.
La oficial de policía, comentó que las desnaturalizadas madres posteriormente dijeron haber regalado a sus hijos, pero desconocen si obtuvieron algún lucro en esa ilegal transacción.
“Realmente hasta el momento la fiscalía del Ministerio Público, como la Dirección Nacional de Investigación Criminal, no tiene ninguno de los casos en los que las madres venden a sus hijos en las fronteras”, aseguró.
No obstante, agregó: “Eso puede estar sucediendo, no podemos ser ajenos a esa situación, pero son extremos que deben ser investigados”.
“Los delitos que más se están presentando es el robo de niños en todos los hospitales públicos del país y las víctimas son frecuentemente mujeres jóvenes o madres solteras”, detalló.
En ese sentido recomendó a todas las mujeres que están por dar a luz siempre estar pendientes de los recién nacidos y que no los pongan en manos de desconocidos, porque en cualquier descuido se los pueden robar.
El Ministerio Público debe investigar de oficio
El director del IHNFA, Felipe Morales, considera que quienes venden a sus hijos incurren en un delito penal.
El director del IHNFA, Felipe Morales, considera
que quienes venden a sus hijos incurren
en un delito penal.
El director del Instituto Hondureño de la Niñez y la Familia (IHNFA), Felipe Morales, declaró que el comercio de menores debe ser investigado de oficio por los fiscales del Ministerio Público.
El funcionario indicó que en países como Guatemala la ley es compleja al igual que en Honduras, pero desconoce los trámites que se siguen en El Salvador y Nicaragua, para adoptar un menor.
“En todo caso, si se estuviera dando esa situación, debería ser objeto de sanción por parte de la fiscalía y los Tribunales de Justicia, porque se está hablando de un delito que está tipificado en la Ley Contra la Trata de personas”, expresó.
“Si las madres están yendo a dejar a sus hijos a otros países, estaría en una situación de trata y eso implicaría responsabilidad penal, nosotros desconocemos esa situación, pero creemos que es importante la acción de la fiscalía”, enfatizó.
Explicó que en Honduras existen dos formas por las que un niño puede ser puesto en adopción, la primera es que el menor sea abandonado o que encuentre en riesgo social o que los padres voluntariamente cedan a sus hijos.
“De esa forma nosotros atendemos generalmente, bajo nuestro ámbito y de manera directa, los niños en abandono o riesgo social, pero cuando se hace de forma voluntaria se debe hacer por medio de los Juzgados, pero el IHNFA siempre interviene en el proceso de adopción”, enfatizó.
En ese sentido, la ley hondureña establece un reglamento de adopción que incluye evaluaciones psicosociales y económicas de la pareja adoptante, mientras que para la asignación de los niños hay un comité de interinstitucional, el cual analiza cada caso, para que sean candidatos a adopción.
Morales indicó que las leyes de adopción son bastante fuertes en Honduras, para evitar las malas prácticas que se daban en el pasado, en el que las madres hacían una negociación con los adoptantes para obtener un lucro.
No obstante, actualmente los padres pueden dar en adopción a sus hijos voluntariamente, pero está estrictamente prohibido por la ley que obtengan ganancia en ese tipo de situaciones.
Según estadísticas manejadas por el IHNFA, durante el 2012 el número de menores hondureños que fueron adoptados legalmente anduvo por el orden de 80 niños, acogidos por parejas de extranjeros y nacionales.
(Fuente: la Tribuna ...www.latribuna.hn)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada